www.uprb.edu

Información General

FILOSOFIA DEPARTAMENTAL


El término HUMANIDADES es el nombre genérico que se le da al conjunto de disciplinas que tradicionalmente conforman lo que también se conoce como las Artes Liberales. Estas disciplinas son: Arte, Filosofía, Historia, Lenguas, Literatura, Música y Teatro. Por su naturaleza, el departamento de Humanidades es, pues, de carácter interdisciplinario. Esto significa que cada una de sus disciplinas tiene, a su vez, una historia particular y una singular manera de concebir y hacer ver lo que son las HUMANIDADES.

El pluralismo académico de un departamento como el nuestro lo capacita especialmente, tanto para llevar a cabo una labor docente más rica en matices y ofrecimientos, como para estimular y fortalecer la investigación en cada una de sus áreas.

Sin embargo, ni el carácter interdisciplinario ni el espíritu pluralista implican una mera amalgama de ejercicios académicos o puntos de vista diversos. Por el contrario, las Humanidades están arraigadas en una herencia antigua que de hecho, ha consolidado, no sólo su carácter, sino también, el concepto de educación universitaria. Por esta razón, la antigüedad no es para las Humanidades ni una categoría histórica abstracta, ni una mera clasificación del pasado. Lo antiguo es un marco de referencia vital expuesto a la libre justificación del presente y del mundo contemporáneo. La herencia antigua no es ni más ni menos que la sabiduría enriquecida y transformada de los más remotos antepasados de la especie humana. Pero las Humanidades también están arraigadas en una herencia moderna, que le confiere su ímpetu crítico. La herencia crítica de las Humanidades lleva al conjunto de sus disciplinas a cuestionar su propio carácter y el contexto académico y socio-político en el que se desempeñan sus funciones. Al mismo tiempo, la modernidad de las Humanidades implica la polémica y el debate en el seno de sus propias disciplinas, así como el auto-cuestionamiento de los supuestos humanísticos.

En este sentido, la función de las Humanidades es entender, clarificar y hacer ver lo que la obra y la acción humana significa. La doble herencia de las Humanidades, la antigua y la moderna, configuran su carácter y convierte su pluralismo interdisciplinario en un consistente esfuerzo por pensar y exponer lo enigmático. En la medida en que este esfuerzo sea capaz de estar a la altura de su tiempo, en esa medida puede hablarse con rigor de una ética de las Humanidades.

La doble herencia adquiere hoy día una particular relevancia, dado el contexto planetario de la civilización contemporánea. Este contexto planetario está basado en el ineludible predominio científico-tecnológico—burocrático-empresarial de nuestra época. Por la tradición de su doble herencia y en virtud de su carácter, las Humanidades están en una condición idónea para examinar crítica y fecundamente la civilización planetaria y el lugar que en ella ocupa nuestro pueblo y nuestra sociedad.

El departamento de Humanidades de la Universidad de Puerto Rico en Bayamón se esfuerza en hacer suyos, tanto la herencia antigua como el ímpetu moderno de su tradición. Por lo mismo, su función en el seno de nuestra institución no puede limitarse exclusivamente a los ofrecimientos que, como departamento académico le corresponden. El departamento de Humanidades tiene, además, la obligación de contribuir a la definición del sentido actual de la educación universitaria, precisar la relación de ésta con la comunidad, el mercado laboral y la cultura de nuestro pueblo. Pero, para lograr esto, es indispensable la colaboración de los estudiantes. Del desafío intelectual que los estudiantes logren desarrollar ante sus profesores, dependerá en gran parte la capacidad de éstos para educar el pensamiento y la sensibilidad de éstos; y de la disposición de los profesores a aceptar dicho desafío, según la propia realidad de cada estudiante, dependerá de otra parte el sentido de la experiencia universitaria.

(Dr. Francisco José Ramos)