decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
'Ritmo de plena' previo Ensayos y crónicas siguiente



"Hay que seguir tocando puertas hasta que puedas llegar a lo que quieres..." expresa Tite Curet Alonso en una entrevista realizada por Asunción Cantres Correa para la Revista del Domingo (El Nuevo Día del 16 de agosto de 1998). Hay que considerar sabias palabras. El 30 de octubre de 1998, para una actividad en homenaje a Palés, vino don Tite a nuestra Universidad. La profesora hizo una grabación fílmica de la conferencia y la presentó en clase. Aunque yo no pude estar en su presentación, tengo que decir que me sentí como si estuviera hablando con él en persona, escuchar lo que decía producía en mí alegría y curiosidad; estuve atenta a lo que expresaba y a cómo lo hacía, a ver si me entraba algo de esa gracia y habilidad de este gran compositor y periodista.

Luego, en un taller de crónica periodística el pasado 24 de marzo de 1999, que el Centro Creativo de Redacción ofreció en nuestra Universidad, tuve la oportunidad de conocerlo y mostrarle esta crónica que hoy ustedes leen. De hecho, al compartir de cerca con don Tite, la impresión que me causó es la misma que tuve cuando lo ví en el "video": un hombre sencillo con múltiples experiencias que contar, un libro que se abre por sí mismo para narrar a todo aquel que quiera oir (¡y hay que escucharlo!). Una anécdota que me gustó mucho fue aquella en la que le asignaron leer una novela en tres días y el profesor le mandó a leer un pasaje de pie frente a la clase, nos dice: "Y me encuentro una palabra: 'jitanjáfora', que son esas expresiones que hacen los españoles y los árabes cuando cantan, y me pide su definición", a la cual no pudo responder y su profesor, mientras le decía burro en su forma más elegante, le sugiere comprarse un diccionario. También nos relata su proceso de aprendizaje como periodista, sus errores y cómo los corrigió. Estos consejos son importantes para todos nosotros, escritores o no, pues vemos que cuando seguimos intentando algo que realmente nos gusta, no importa cuantos tropezones nos encontremos, llegará el momento en que podremos lograr lo que tal vez nadie ha logrado y ser ejemplo para aquellos que deseen progresar.

En don Tite, un hombre sencillo con su sombrero de paja y camisa de estampado africano, brilla la humildad de su corazón, una humildad no fingida sino genuina. Ha escrito más de 2,000 composiciones de las cuales 900 han sido grabadas por destacados intérpretes. Ese es el caso de La Lupe, a quien Tite escuchó cantar y pensó en ella como la persona que necesitaba para que grabara La Tirana. Este fue un gran impulso para la carrera de nuestro compositor. La legendaria cantante cubana grabó otro gran éxito titulado Puro teatro, el cual tuvimos la oportunidad de escuchar en clase: "…teatro, lo tuyo es puro teatro…", en la que Tite define lo que es el teatro, de una persona que está engañando con acciones y palabras a otra persona: "Falsedad bien ensayada."

Don Tite se crió en el Barrio Obrero santurcino de la época de los 40 y 50 con su madre y sus hermanas y desde joven tuvo que comenzar a trabajar en el correo. Allí estuvo durante 37 años hasta que se jubiló. Su primera canción surgió de un "desengaño amoroso" a los quince años, "por enamoramientos de esos de la vida, de primeras novias que te dejan, siempre te vuelven poeta", de lo que todos en algún momento hemos sido testigos. Con el paso del tiempo, estudia periodismo y se convierte en cronista de deportes. A la vez que era periodista, era compositor. Había decidido tomar unos cursos de música, añadiendo a su talento conocimiento para hacer más excelente uso del don que Dios, por gracia, le había otorgado. Muchas veces sus compañeros de trabajo lo desanimaban, pero había que "seguir tocando puertas hasta conseguir lo que quería". Así fue, Catalino Curet continuó tocando puertas y prosiguieron las bendiciones: artistas como Tito Rodríguez con el bolero Tiemblas; Cheo Feliciano, con Anacaona, Pa' que afinquen, Mi triste problema. La orquesta de Roberto Rohena y su Apolo sound grabó Tu loco loco y yo tranquilo; Ismael Rivera, Las caras lindas, Mi negrita me espera; Celia Cruz, Isadora Duncan; Héctor Lavoe y Willie Colón, Periódico de Ayer, Barrunto, Piraña; Rubén Blades, Plantación adentro, que es un tema amazónico; Tony Croatto, A correr sabana y muchas otras. Algo curioso de este compositor, es que su combinación con el periodismo, ha dado un toque único a sus canciones, las cuales son relatos o historias, verídicas o leyendas, como algunas de las que mencionamos antes, las de la india taína Anacaona o la bailarina legendaria Isadora Duncan.

Mientras don Tite estuvo en el Taller de Crónica Periodística me llamó la atención el deseo de enseñar y transmitir esos conocimientos sobre técnicas de escritura que le fueron útiles a él y probablemente fueron la clave de su éxito: es una persona que tiene muy claro el concepto bíblico de "dar por gracia lo que por gracia has recibido". Nos habló de los diferentes tipos de crónicas, distintas al reportaje y crónicas de entrevista y narrativa. Entre otras están las crónicas deportivas, románticas, políticas, artísticas y las históricas. Estas últimas nos instruyen sobre la historia, "hablan sobre el interior de las cosas que pasaron, están pasando y pueden pasar… las crónicas históricas quedan como el perfume de la flor que ya pasó…", explicando que siempre están ahí, no dejan de ser, ya están escritas y probablemente fueron leídas, así que ya no están escritas sobre papel sino en el recuerdo y la conciencia de un pueblo. "La crónica es lo más fino que tiene el periódico y debe ser escrita para que el lector la pueda entender."

Al terminar el período de la conferencia, don Tite se quitó su sombrerito de paja y se bebió un juguito, mientras seguía dándonos ideas a los que nos quedamos en el intercambio, pues él aprovechó para impartirnos toda la enseñanza posible. Mientras existieran oídos que escucharan, corazones deseosos de aprender, ojos que atendieran y rostros que expresaran la emoción de entender, estoy segura, don Tite seguiría hablando, seguiría enseñando y siendo un libro abierto. Si continuáramos hablando de todo lo que vimos y aprendimos de él, no acabaríamos. Podríamos mencionar una lista muy larga comenzando por la humildad y realmente no sé con qué podríamos finalizar, tal vez con su originalidad. Algo si sé, el conocer a este gran compositor personalmente, poder escuchar sus palabras ha sido para mí un honor, pues hay tantas cosas que podemos aprender de este tipo de persona que ha vivido tanto, que sus más de 2,000 composiciones no dan para contar sus experiencias y compartir todo lo que han caminado en esta larga carrera de la vida.



Grisselle Peña Martínez'



spacer
Foto Tite Curet