decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
'Ritmo de plena' previo Ensayos y crónicas siguiente



Cuando la profesora Laura Robledo me solicitó que hiciera la presentación de Luis Fernando Coss en nuestro colegio en la tertulia sobre "Periodismo y publicación" el pasado marzo de 1999, lo primero que pensé fue en la primera edición que leí de Diálogo, periódico mensual de la Universidad de Puerto Rico, del cual Fernando Coss fue fundador y director durante doce años. Recordé aquel número de febrero de 1997 con portada "¿Hacia dónde va el cine en Puerto Rico?" el cual cambió mi convicción de lo que es estar informado. Yo era "prepa", aunque nunca me gustó tal clasificación en aquel entonces y comenzaba a insertarme en el ambiente universitario. Sin embargo, hasta ese momento no había tenido un diálogo con una persona del ámbito intelectual que contribuyera a la formación y crecimiento de mi intelecto. Tomé ese número por curiosidad y tan pronto comenzé la lectura del mismo, tuve la sensación de que dialogaba con intelectuales, con los creadores de aquellos pensamientos, escuchaba sus ideas y planteamientos, y a veces me cuestionaba los mismos o los que yo defendía. En otras palabras, Diálogo me hizo pensar.

¿Por qué el único punto de vista válido tiene que ser el oficialista? Esta pregunta, al parecer ingenua, muchas personas no se la hacen al igual que yo no me la hacía antes de aquel momento. Diálogo me ofrecía y ofrece distintas perspectivas desde las cuales pensar y repensar nuestra sociedad. Justamente, en esto consiste un diálogo, en una plática entre dos o más personas- lo cual se logra con la lectura mediante una plática entre el lector y el escritor- que alternativamente manifiestan sus ideas. Este, es a mi modo de ver, el principio que ha regido la publicación de Diálogo desde sus inicios hasta el día de hoy. Al leer ese número de Diálogo aprendí que estar informado no es solamente tener conocimiento de unos hechos sino tener una interpretación de los mismos. Desde ese instante me convertí en un lector regular de Diálogo.

Al año siguiente de aquella experiencia, supe que Fernando Coss renunciaba a la dirección de Diálogo, suceso que me causó gran pesar debido a la magnífica contribución del periódico en la vida universitaria bajo su liderato. Sin embargo, alivié mi pesar con el siguiente pensamiento: una persona productiva y creativa no dejará de producir ni de crear. Efectivamente, así fue, pues Fernando Coss fundó el periódico Palique a finales del año pasado. Si nos atenemos a la definición que nos da la mayoría de los diccionarios sobre la palabra palique, estos nos dicen en su segunda acepción que es un "artículo breve de tono crítico o humorístico." Artículos críticos sobre los problemas sociales de nuestra nación y del mundo, sobre arte y entrevistas a figuras importantes del ámbito público, todo esto y más encontramos en el periódico de Palique. Cuando un amigo me dio el número del 22 de enero de 1999 me dije: ya sabía yo que Fernando Coss no podía dejar de producir y crear. Considero a Fernando Coss digno de portar el adjetivo de hombre fáustico por su creatividad. Esta, junto a su labor ha contribuido y contribuye a mejorar la calidad de vida de la sociedad y por tal razón, tomo la palabra en representación de los estudiantes cuyas vidas han sido enriquecidas por la lectura tanto de Diálogo como de Palique para agradecerle su trabajo y su esfuerzo en el mejoramiento de lo que somos como sociedad y como individuos.

Muchas gracias Peri Coss.



Ismael E. Cubero García



spacer