decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor


Sólo puedes arar un campo a la vez
no puedes estar en varios surcos y sembraderos
sólo puedes dirigirte a un sólo sentimiento
si siembras muchas semillas de amor
muchas desilusiones florecerán, todas sembradas por tu mano
pero ninguna saldrá de tu propio surco.

Egoista, enamorado del amor
¿No te das cuenta que sólo hay un campo para tu sembradío?
¿Cuál campo será? viendo muchos lo descubrirás
pero sin jugar con el arado, sin arruinar el terreno,
un buen sembrador conoce el buen terreno,
no lo tiene que destrozar para darse cuenta cuál es el correcto.

La experiencia y la razón, la mirada y el discernimiento,
la inteligencia, la comprensión, la paciencia y la justicia,
la consideración y la decisión, todos son un complemento.

¿Sabes lo que quieres? Yo quiero el verdadero amor.
¿Cómo lo cultivo? Sembrando en el surco correcto, la correcta semilla,
sí, un poco de tanteo, pero no sin entendimiento,
sin herir, meditando en lo correcto.

Sembraré mi corazón junto con unas cuantas perlas de sentimientos,
las rociaré con mi atención y mi pensamiento,
calentaré y alumbraré con el sol de mi pasión, y con el no fingido y grato seguimiento
que hará florecer el más bello vínculo del amor perfecto.

Pero no sembraré más en tu arado
porque muchas semillas en el mismo surco
hacen brotar el amor híbrido, no el verdadero,
el cual yo busco, amado campesino,
el que yo espero.


Grisselle Peña Martínez