decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor


Fantasma solitario que brilla silente,
¿qué buscas en los prados del presente?
¿Hilachas de sueños escondidos o promesas de una luna inerte?

¿Acaso con tu sombra alumbras las estrellas?
¿O son las primaveras las que en tu piel se esconden?

¿Será tu plateada huella o tu aliento de seda los que ahondan
este hueco y causan que llore?

Si debajo de las trenzas de mi angustiado ser anidaron -en un
verso de papel- su suspiro y tu beso,
entonces es verdad que tu aroma se quedó en mí,
y tu huella embrujada
y el recuerdo de ti
harán llover mis ojos
hasta el sol derretir.

Por eso, fantasma ausente,
mi pluma resbala sobre el gastado lienzo
formando sustancias y flores en versos,
a ver si tú sientes,
en tu distante piel,
el fuerte latir de mi amargado pecho.

A ver si en el firmamento escuchas mi voz,
mi grito asolado de desilusión.
A ver si tu alma, maldita de amor,
se siente movida por mi corazón…


Arlene Rosana Rodríguez Robles
Segundo Premio
Certamen Literario
Semana de la Lengua
1999