decor
decor
decor
decor
decor
decor


La música ardiente del Caribe
late como mi corazón ante bella dama
y lucen en sus voces de gala
con el púdico calor que la exhibe.

Sonido quizás pasajero,
pero eterno en su libre poesía
van cantando tierras mías
al compás de dos tambores.

Timba, conga, plena,
conga, plena, plena suena.

Despiertan en calma sus tres colores
rompen los grilletes que los aprisionan
porque la música es libre
y el sonido de quien lo oiga.

Proporciones de tierra
rodeada inmensamente de agua
Caribe ternura, Caribe perfecto
suena al afecto de mi orbital trinchera.
como despierto al hermoso sonido
va taladrando mis sentidos
y olvidando voy mis penas.

Caribe, islas sonantes,
Caribe, en ti muero,
Caribe, porque te quiero,
Caribe, sonido constante.

Caribe, islas mías.


Emmanuel Morales Berríos
Mención honorífica
Certamen Literario
Semana de la Lengua
1999