decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor
decor


No lo diré dos veces,
sólo lo diré una vez;
Sedúceme con tu mirada, señálame con tus manos;
átame con los gestos de tu cuerpo, mátame con tus besos.
Conviérteme en ceniza con tu voz,
hazme ternura y pasión.
Hazme en ti el perfume que te untas,
y junto contigo, caminar.
Conviérteme en el ángel de tus caricias,
y tus grises días, se desvanecerán.
Crea de mi la rosa blanca que con ella das la vida;
haz de mi tus sueños y tus días.
Pero haz de mi el hombre que amarás toda tu vida.


Ismael Robles Beltrán